“Hay secretos que es mejor no descubrir nunca”

Pues sí. Esta es la frase promocional de La máquina de escribir: “Hay secretos que es mejor no descubrir nunca”.

Una de las cosas que me pidieron en Chiado Editorial desde el principio es que me involucrara activamente en todo el proceso de edición con ellos, a nivel creativo más que nada. Y eso me entusiasmó.

Y una de las primeras actividades en las que me invitaron a participar fue en la creación de una frase promocional (o tagline, en inglés) para incorporarla al diseño de la cubierta. Básicamente se trataba de pensar una frase como las que suelen aparecer comúnmente en los carteles de las películas.

Ya sabéis, el cine es un arte tan creativo como cualquier otro. Y a lo largo de la historia ha habido multitud de taglines, algunas que simplemente cumplían su función y otras que eran sencillamente ingeniosas y muy divertidas, como por ejemplo:

  • “Alójese. Relájese. Tome una ducha”, de Psicosis (1960)
  • “No le asignan casos… le dejan suelto”, de Harry el sucio (1971)
  • “¿Te gusta el pescado? Tú a él también”, de Tiburón (1975)
  • “En el espacio, nadie puede oír tus gritos”, de Alien, el octavo pasajero (1979)
  • “Parte hombre. Parte máquina. Todo policía”, de Robocop (1987)
  • “¡Protegiendo a la Tierra de la escoria del universo!”, de Men in black (1997)

Como veís, estas frases tratan básicamente de captar la atención del potencial espectador, sugiriendo la temática y el tono de la película de una manera llamativa e interesante. Si os gusta el asunto, os recomiendo que leáis el siguiente post que os enlazo porque allí encontraréis muchísimas de estas famosas frases promocionales:

http://esrarodorarse.wordpress.com/2008/07/02/frases-promocionales-o-taglines/

En definitiva, para un libro es exactamente igual. Y, como buen cinéfilo que soy, la petición de Chiado me agradó muchísimo. Pero también supuso un reto; ya que la frase debía ser muy atractiva, debía tener obviamente relación con el libro, pero no debía desvelar más de lo necesario. Al fin y cabo, se trata de un trabajo de mercadotecnia. Y todo eso, que puede parecer fácil a priori, no lo es tanto en la práctica (de hecho, volviendo al ejemplo del cine, seguro que más de una vez os ha echado para atrás alguna de estas taglines o frases promocionales y se os han quitado las ganas de ver la película en cuestión, ¿verdad?). Por tanto, hay que tener cuidado de no terminar causando el efecto contrario al deseado, que no es otro que llamar la atención del potencial lector de manera positiva.

Y bueno, después de varias tormentas de ideas intentando cuadrar la mejor tagline, creo sinceramente que hemos encontrado una que tiene el tono justo que queríamos darle al libro. Por tanto, me siento orgulloso del resultado y estoy muy contento con la tagline definitiva elegida (os aseguro que cada palabra de la frase ha sido seleccionada con toda la intención del mundo… aquí no se deja nada al azar):

“Hay secretos que es mejor no descubrir nunca”

A vosotros, ¿qué os parece?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s